El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha superado la moción de confianza en el parlamento transalpino.

Berlusconi, que había condicionado su consecución en el gobierno a la moción de hoy, ha logrado superarla. Eso sí, no ha salido del todo airoso, pues lo ha hecho sin mayoría absoluta, por lo que todavía se especula con que podría dejar su cargo esta tarde.

Por 308 votos a favor, ninguno en contra y una abstención, el Gobierno de Berlusconi logró aprobar las cuentas de 2010, gracias a que la totalidad de la oposición, presente en el pleno de la Cámara Baja, decidió no participar en el escrutinio en un acto de responsabilidad hacia la estabilidad del país.

Ayer aseguró que él y su Gobierno no están "pegados a la silla" de sus cargos y expresó su esperanza en obtener la confianza. Varios diputados de PDL han exigido al primer ministro que renuncie y ceda el paso a un Gobierno que pueda ampliar su apoyo mayoritario en el Parlamento.

Tras conocerse esta decisión, el rendimiento del bono italiano a 10 años ha subido al 6,70%.