El gobierno alemán convocó una nueva reunión para el viernes con los potenciales inversores en Opel y representantes del Gobierno de EEUU, así como de la matriz General Motors (GM), tras cerrarse de madrugada y sin acuerdo la iniciada ayer. Según informó el ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, al término de la reunión, pasadas las 02.30 GMT, por el momento no hay acuerdo acerca del modelo fiduciario que plantea Berlín a EEUU, que exige mayores garantías sobre ese periodo de transición. De acuerdo con fuentes gubernamentales alemanas, por parte estadounidense se piden, a cambio de aceptar la solución fiduciaria, unos 300 millones de euros más -sobre los 1.500 millones que Berlín pretendía cubrir, entre el Estado, los "Laender afectados y créditos bancarios-.