El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco de Inversiones (BEI) y el Banco Mundial salieron hoy al rescate de los bancos de Europa central y del este con un paquete de ayuda de 24.500 millones de euros, que se suma a los esfuerzos individuales realizados ya por los países de la UE. En un comunicado divulgado hoy en Londres por el BERD, los tres bancos informaron de que esta ayuda pretende apoyar a las entidades afectadas por la crisis económica global y aclararon que se tendrán en cuenta las diferentes circunstancias macroeconómicas.