La petrolera estatal Rosneft, la mayor de Rusia, informó hoy de que sus beneficios netos, calculados según los estándares rusos, cayeron el año pasado casi un 13 por ciento debido al impacto de la crisis. Los beneficios netos de la compañía en 2008 fueron de 141.313 millones de rublos (4.155 millones de dólares al cambio actual), un 12,8 por ciento menos que el año anterior, según el comunicado citado por la agencia RIA-Nóvosti. La petrolera, que en el tercer trimestre de 2008 tuvo unos beneficios de 1.326 millones de dólares, tras desatarse la crisis acusó en el cuarto trimestre unas pérdidas de 1.912 millones de dólares. La compañía explica las pérdidas con la caída de la demanda y de los precios del crudo y derivados de petróleo en el mercado mundial y la subida de la cotización del dólar con respecto al rublo ruso.