Liberty Mutual Group registró una ganancia neta de US$474 millones durante el cuarto trimestre, un aumento del 12% frente al beneficio de US$425 millones del mismo período del año anterior.

La compañía de seguros de propiedad y daños -que no se negocia en bolsa- atribuyó el resultado a la fortaleza de sus operaciones básicas y a su decisión de retirarse de los mercados bursátiles.

El beneficio operativo antes de impuestos se disparó un 55% a US$567 millones, que incluyen pérdidas netas de US$174 millones vinculadas a los daños ocasionados el otoño pasado por los huracanes Ike y Gustav.

La empresa informó el viernes que los ingresos crecieron un 18% a US$8.150 millones en los tres meses.

Si se excluyen las pérdidas por catástrofes y pérdidas netas incurridas atribuibles a años previos, el porcentaje de primas pagadas por pérdidas cayó 1,4 puntos porcentuales al 97,9%. Si se incluye el impacto, la relación descendió 6,1 puntos al 94,6%.