Red Eléctrica de España (REE), empresa que actúa como gestor técnico del sistema eléctrico, obtuvo un beneficio neto de 125,7 millones de euros en el primer semestre, el 19,5% más que en el mismo periodo de 2006, comunicó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocio creció el 7,1%, hasta alcanzar los 505,3 millones, debido principalmente a la mayor base de activos puestos en servicio durante 2006, lo que incrementó la retribución que recibe la compañía por el uso de sus infraestructuras de transporte de electricidad.
El beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 362,5 millones, lo que representa un incremento del 6,3% respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que el resultado neto de explotación (EBIT) creció el 17,3% y se situó en 239,9 millones. REE invirtió 275,5 millones de euros en el primer semestre, de los que 214,8 millones se destinaron al desarrollo de la red de transporte, un 47,5% más que entre enero y junio de 2006. Esta cifra incluye la adquisición de activos de HC Energía (antes Hidrocantábrico) por un importe de 16,4 millones. Además, la compañía que preside Luis Atienza destinó 53,4 millones de euros a la compra de una participación del 5% del transportista eléctrico portugués Redes Energeticas Nacionais (REN). La deuda financiera neta a 30 de junio pasado, incluidos los efectos derivados del tipo de cambio, ascendía a 2.621,8 millones de euros, montante similar al presentado por la empresa al cierre del ejercicio pasado. El pasado 5 de junio se aprobó el proyecto de ejecución de la línea de alta tensión (400 kilovoltios) que unirá Penagos (Cantabria) con Güeñes (País Vasco), proyecto que incrementará la base de activos de la empresa. El negocio internacional de la empresa, que está presente en Bolivia y Perú, registró unos ingresos de 10,6 millones de euros y un EBITDA de 6,3 millones de euros. La inversión en las redes eléctricas de los negocios internacionales de REE alcanzaron los 3,6 millones de euros.