No ha habido sorpresas en el informe de la Reserva y la Fed, como se esperaba, mantiene los tipos de interés cercanos a cero. Bernanke mantiene el discurso de las últimas fechas y no ofrece novedades, a la espera de que el mercado recupere un pulso más apropiado para cambiar las medidas sobre los tipos de interés.
Como se esperaba, la Fed seguirá con su política ampliamente expansiva manteniendo los tipos de interés entre el 0% y el 0.25%. Las condiciones de la situación económica actual no fomentan de momento un próximo cambio en los tipos, aunque si que es cierto que en Europa, por ejemplo, en la reunión del Ecofin, se empieza a plantear cada vez con más fuerza la idea de retirar de manera paulatina las ayudas.
 
Según Félix López, director de Atlas Capital, los tipos de interés no se tocarán “hasta por lo menos, pasado el verano”, ientras que en el discurso de la Fed, se habla de un "periodo prolongado de tiempo",Según el experto es necesario un cuadro en el que “la capacidad industrial y la creación de empleo” sean protagonistas en el marco internacional y es evidente que esas cuestiones aún necesitan mejorar.
 
Los discursos de la Reserva Federal comienzan a parecer un corta y pega en los que se espera más aquello que no se dice que aquello que reflejan las palabras. Aún así la ausencia de novedades sigue siendo la tónica, a la espera de la toma de decisiones sobre las ayudas. Con todo ello la prudencia, tensa prudencia, se instaló en el selectivo español a la espera de reacciones en la jornada de mañana.   

Por otro lado el Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU registró en el cuarto trimestre de 2009 un crecimiento anualizado del 5,9%, dos décimas más de lo previsto inicialmente y muy por encima de la expansión del 2,2% registrada en el tercer trimestre. En el conjunto de 2009, la economía estadounidense experimentó una contracción del 2,4%, el peor dato anual desde 1946 y lejos del crecimiento anual del 0,4% registrado en el año 2008.

Asimismo, la economía de Estados Unidos destruyó 36.000 puestos de trabajo el pasado mes de febrero, aunque la tasa de paro se mantuvo estable en el 9,7%. Este dato eleva a 8,7 millones de empleos perdidos debido al impacto de la crisis económica en el país desde diciembre de 2007.