Bear Stearns informó el jueves por la tarde que no pudo presentar a tiempo su informe trimestral para el período concluido el 29 de febrero, debido a "una crisis significativa de liquidez" y a la fusión pendiente con JPMorgan Chase.
La firma de servicios financieros de Nueva York señaló que anticipa un resultado trimestral muy por debajo del registrado en el mismo período del año anterior. Sin embargo, agregó que no podía entregar una estimación razonable del resultado. La compañía explicó que la crisis de liquidez durante la semana del 10 de marzo, la ejecución de la fusión y los acontecimientos y circunstancias en torno a estos han precipitado algunos trastornos y demoras en el proceso normal para preparar y completar el informe trimestral. Bear Stearns sostuvo que espera presentar el informe para el 14 de abril. El jueves, las acciones de Bear Stearns cerraron en 10,20 dólares, un descenso de 21 centavos, o del 2,02%.