Bear Stearns ha informado de que no ha podido presentar a tiempo su informe trimestral para el período concluido el 29 de febrero, debido a "una crisis significativa de liquidez" y a la fusión pendiente con JPMorgan Chase. La firma de servicios financieros de Nueva York ha señalado que anticipa un resultado trimestral muy por debajo del registrado en el mismo período del año anterior. Sin embargo, ha agregado que no podía entregar una estimación razonable del resultado.