El banco de inversión estadounidense Bear Stearns ha confirmado la retirada con carácter inmediato de James Cayne del cargo de consejero delegado de la entidad y el nombramiento de Alan Schwartz como su sustituto. La entidad explica que Cayne presentó su renuncia voluntaria, aunque permanecerá vinculado al banco mediante el desempeño de la presidencia del consejo de dirección.
La decisión de Cayne se produce después de que varios miembros del consejo del banco hubieran abierto el debate sobre la posibilidad de acometer un relevo en la gestión de la entidad, especialmente después de los malos resultados cosechados por el banco por la explosión de la crisis de las hipotecas 'subprime'. En concreto, Bear Stearns registró en el cuarto trimestre sus primeras pérdidas trimestrales, al perder 859 millones de dólares (599 millones de euros), frente al beneficio de 558 millones de dólares (389 millones de euros) obtenido en el mismo periodo del año anterior. En el conjunto del ejercicio, el banco de inversión obtuvo un beneficio neto de 233 millones de dólares (162 millones de euros), lo que representa nueve veces menos que los 2.100 millones de dólares (1.463 millones de euros) ganados en el ejercicio anterior. Marcha de Cayne Como consecuencia de los malos resultados cosechados por la entidad, James E. Cayne, anunció que tanto él, como todo el equipo ejecutivo de la entidad renunciaban al bonus correspondiente al ejercicio 2007, una medida que, sin embargo no parece haber sido suficiente para calmar los ánimos en el seno del banco de inversión. Con esta decisión, Cayne pasa a engrosar el 'selecto' club de altos ejecutivos de firmas de Wall Street que se han sido afectados por el estallido de la crisis de las hipotecas de alto riesgo entre los que se cuentan sus homólogos de Citigroup y Merrill Lynch, Stan O'Neal y Charles Prince, así como la copresidenta de Morgan Stanley, Zoe Cruz, mientras que en Europa por el momento ya ha caído Peter Wuffli, el consejero delegado de UBS, así como toda la cúpula directiva del banco británico Northern Rock.