El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha instado a China a permitir que su moneda se aprecie, en el marco del fuerte alza del euro ante el yuan en los últimos meses. Trichet entiende que sería bueno, en las economías emergentes que disponen de excedentes crecientes e importantes de cuentas corrientes, y en particular en el caso de China, "que sus tipos de cambio efectivos evolucionen de modo que tengan lugar los ajustes necesarios". De esta forma, y en una presentación ante la Comisión de Asuntos Económicos del Europarlamento en Bruselas, Trichet ha apoyado la declaración publicada el lunes en Luxemburgo por los ministros de Finanzas de la zona euro.