Nuestro índice no se baja del carro de las compras. El optimismo inversor se hace fuerte en el mercado europeo en parte infundido por las políticas de contracción de la crisis de deuda, y en parte por los bajos precios dejados por el huracán bajista de las últimas semanas. Así pues, el Ibex 35 a media sesión se ubica en los 8.251 puntos subiendo un 2,56% y con los grandes bancos bien situados gracias a la victoriosa colocación de deuda llevada a cabo por el Tesoro esta mañana.

Los grandes bancos, como venían anunciando varios expertos en las últimas sesiones, están recuperándose del varapalo sufrido por los problemas de deuda de Grecia y su inminente default. BBVA y Santander, cuya exposición a la renta fija del país heleno es muy baja frente a las financieras galas y germanas, recuperan le confianza del inversor. A esto también ayuda la buena acogida de la última subasta de deuda española. Hoy el Tesoro colocó 3.950 millones en obligaciones bajando el interés al 5%. Así pues, la entidad de Francisco González suma 3,44% y Santander un 3,11%.

Mayor festín de subidas se lo está pegando el maltrecho ArcelorMittal. La compañía encabeza los avances desde primera hora y suma poco después de la media sesión un 4,37%.

En cambio, parece que Indra no se sobrepone al recorte de recomendación y precio objetivo que hoy recibía por parte de Goldman Sachs. Esta casa le bajaba la recomendación a ‘vender’ y fijaba su precio meta en los 12 euros, frente a los 14,50 que barajaba anteriormente. La tecnológica descarrila hasta última posición y pierde un 0,47%.

En el grupo de los blue chips, al margen de los grandes bancos, Iberdrola también ocupa un puesto en los primeros lugares con una subida del 3,88%. En buen lugar aparecen Telefónica, que suma un 2,74% y Repsol, que sube un 2,33%.

En el Mercado Continuo…
Vértice 360
se hace con la medalla de oro al subir un 6,79, mientras que la plata va para Nyesa, que recupera un 5,88%.

El castigo más pronunciado es para la constructora San José que se deja un 6,69%.