BBVA y Caixabank, caídas de más del 6% en el Ibex 35 tras el dato de inflación en EEUU

El IBEX 35 amplía sus pérdidas y a estas horas pierde más del 3,8%, hasta los 8.415 puntos en una semana que será claramente negativa desde los 8.724 puntos en los que cerró el pasado viernes. Una penalización que replica el resto de bolsas europeas: El DAX se deja un 2,5%, hasta los 13.816 puntos, el FTSE -100 y el CAC-40 caen más de dos puntos porcentuales mientras que el Eurostoxx 50 alcanza caídas de más del 3%, sobre los 3.612,65 puntos. El FTSE MIB cae un 4,9%, hasta los 22.593 puntos.  Entre los niveles que no se deben perder "tenemos marcado los 13.380 para el Dax 40 y en el EURO STOXX 50 tenemos los 3526 puntos. Hay que tener en cuenta que la proximidad de la media 200 suele actuar de freno", dicen Mónica Triana y Carlos Gil, analistas de trading de Estrategias de inversión. 

¿El motivo? La inflación en EEUU  que, lejos de caer y hacer un pico tal y como anticipaban los mercados, ha subido hasta el 8,6%. Una subida que justifica una acción más restrictiva por parte del FOMC, lo que penaliza claramente a los índices.  Los datos de inflación de mayo sirven además de antesala a la reunión de política monetaria que mantendrá la Reserva Federal la próxima semana. El gran miedo de los mercados es que los bancos centrales acaben dañando el crecimiento económico en su batalla contra la inflación. Ayer, el aviso del Banco Central Europeo (BCE) de que podría ser más agresivo en sus subidas de tipos ya provocó una oleada bajista en las principales plazas, que todavía perdura. 

Los mayores descensos son para BBVA,  que está cayendo más de un 8%, seguido del resto de bancos. Caixabank pierde un 7%, Bankinter descuenta un 6,5%, hasta los 5,.6460 euros, mientras las acciones de Sabadell y Santander caen más del 4% apenas una hora antes del cierre. 

En positivo solo un valor. Repsol sube un 0,3%, hasta los 15,7650 euros. 

Los números se extienden desde la jornada de ayer, cuando el BCE anticipó dos subidas de tipos en julio y septiembre. La de julio será de 25 puntos básicos, tal y como preveía el mercado, pero la institución que preside Christine Lagarde abrió la puerta a que la de septiembre sea más agresiva si no se logra contener la inflación.

El miedo a que la acción de los bancos centrales contra la inflación acabe haciendo descarrilar a la economía ha sacudido los mercados durante las últimas semanas. Esta tarde se espera que se publiquen los datos del IPC de mayo de EEUU, que servirán de antesala a la reunión de política monetaria que celebrará la próxima semana la Reserva Federal. Hoy los inversores han desayunado además con los datos de inflación en España, que muestran una tasa interanual del 8,7% en mayo.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

“La renta variable mundial se vio sometida a presión después de que el BCE diera sus directrices y de que Lagarde señalara los riesgos al alza de la inflación”, señalan los analistas de ANZ en una nota el viernes. “Y como los precios de la energía siguen subiendo, aún no está claro que la inflación haya tocado techo. Es posible que la orientación y las medidas políticas de la Fed tengan que volverse más agresivas durante más tiempo. Los mercados financieros están nerviosos”.

En los mercados de materias primas, el precio del petróleo se mantiene un día más por encima de la barrera de los 120 dólares el barril. Los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa avanzan un 0,62% hasta los 123,83 dólares y los del West Texas suman un 0,52% en los 122,16 dólares.

En lo que respecta a los mercados de deuda, la prima de riesgo española alcanza los 124,20 puntos, con el bono español de deuda a diez años ofreciendo una rentabilidad de un 2,65%, por el 1,41% que paga el bund germano al mismo plazo. Al otro lado del Atlántico, el bono de referencia estadounidense marca una rentabilidad del 3,03%.

Repsol vende un 25% de su negocio de renovables por 905 millones

Estrategias de Inversión

Entre los protagonistas de la sesión se encuentra Repsol, después de que la compañía anunciase ayer al cierre de los mercados la firma de un acuerdo con Crédit Agricole Assurances y Energy Infrastructure Partners (EIP) para venderles un 25% de Repsol Renovables por 905 millones de euros.

Este precio supone valorar el negocio de renovables de Repsol en 4.383 millones de euros, incluida la deuda, según señaló la compañía, que destacó en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la transacción supone un nuevo hito en el cumplimiento del Plan Estratégico 2021-2025 y demuestra la solidez del modelo de negocio en renovables que Repsol ha estado construyendo activamente en los últimos tres años. Repsol Renovables cuenta actualmente con una cartera de más de 1,6 GW de capacidad renovable instalada y está presente en España, EEUU, Chile y Portugal.

Los inversores tendrán que valorar además los cambios en la composición del Ibex 35 que anunció ayer tarde el Comité Asesor Técnico del Ibex, con la salida del selectivo madrileño a partir del próximo 20 de junio de CIE Automotive y Almirall. Serán sustituidos por Sacyr, que regresa al índice seis años después, y por Acciona Energías Renovables, que debutó en Bolsa apenas el año pasado.

Atentos también a la cotización de ACS, después de que ayer se convirtiese en el valor más bajista del Ibex 35, con una caída de más de un 4% tras suscribir el 85% de una ampliación de capital de 425 millones de euros lanzada por su filial alemana, Hochtief. El desembolso de ACS en la ampliación de su filial ascenderá a 350 millones de euros.