El Servicio de Estudios del BBVA ha rebajado tres décimas, hasta el 2,8%, su previsión del crecimiento económico español para el año que viene, en un "entorno global más incierto", y mantiene en el 3,8% su estimación para este ejercicio. Pese a rebajar sus estimaciones de crecimiento para 2008, el BBVA considera que las "fortalezas específicas" de la economía española, como su sistema financiero, su mercado laboral y su buena situación fiscal, le permitirán afrontar "con holgura" los efectos de las turbulencias financieras de los últimos meses.