La integración se produce después de que el pasado mes de septiembre los accionistas de Texas Regional aprobaran en la junta extraordinaria la oferta de compra sobre el banco presentada por el BBVA. El consejo de administración del banco americano ya mostró su apoyo a la operación, que se encontraba condicionada a un apoyo mayoritario de los accionistas, superior a dos terceras partes de los derechos totales de voto.