El BBVA ha completado la adquisición del banco estadounidense Compass Bancshares por un importe de 6.655 millones de euros (9.115 millones de dólares), una operación que es la de mayor envergadura realizada por la entidad en sus 150 años de historia y que le sitúa entre los 20 primeros bancos de EEUU. La entidad ha señalado que el objetivo de esta operación es liderar el mercado del sur de Estados Unidos y tener una presencia destacada en los estados de Texas, Alabama, Arizona y Nuevo México, tras haber invertido 9.200 millones de euros en los dos últimos años y medio.