Bayer podría tener que introducir semanas de 35 horas debido a la crisis económica, señaló el consejero delegado de la compañía, Werner Wenning, en un adelanto de una entrevista para Die Welt.  "No sabemos cuánta capacidad necesitaremos después de la crisis, así que menos horas laborales es uno de los posibles instrumentos", señaló Wenning.  Sin embargo, las semanas más cortas no pueden ser remuneradas con el 100% de los salarios, añadió.  "Nuestra prioridad tiene que ser mantener los puestos de trabajo de la gente", comentó Wennning en la entrevista.