Bayer ha anunciado un ebitda (beneficio bruto de explotación), excluidos singulares, de 1.559 millones de euros en el tercer trimestre, un 6,9% más que los 1.459 millones del año anterior, impulsada por las ventas de la división farmacéutica y pesticidas. El consenso de analistas esperaba un ebitda sin extraordinarios de 1.546 millones de euros. Los ingresos del tercer trimestre han subido un 4,5% a 7.793 millones de euros, ligeramente mejor que los 7.764 millones previstos por el mercado.