Los recortes del presupuesto planeados por el Gobierno griego son viables, aunque están sujetos a unos riesgos, dijo el martes el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso. Grecia se ha comprometido a reducir su déficit público hasta el 3% del producto interior bruto para 2012, tras situarse en el 13% en 2009. Según la normativa de la Unión Europea, los estados miembros deben mantener sus déficit por debajo del 3% del PIB. La Comisión, el brazo ejecutivo de la UE, aceptará el miércoles el plan presupuestario de Grecia, aunque advierte de que aún serían necesarios nuevos recortes de gastos y subidas fiscales.