Barclays ha recortado el precio objetivo de Google desde los 675 a los 650 dólares. Goldman Sachs, al contrario, lo ha elevado desde 670 a 680 dólares tras presentar la compañía anoche resultados.