Barclays está considerando una oferta para vender su negocio de gestión privada por un valor aproximado de 100 millones de libras. Este acuerdo subrayaría la determinación del banco británico por centrarse en su negocio de banca minorista y en sus operaciones en los mercados de valores.