El banco británico Barclays valoró la posibilidad de adquirir el banco suizo UBS, después de fracasar en su intento de adquirir el holandés ABN Amro, que finalmente compraron Santander, Fortis y RBS, aunque finalmente se decantó por hacerse con parte de los activos de Lehman Brothers, declarado en quiebra en septiembre de 2008, según informa el diario 'Financial Times'. Altos ejecutivos de la división de banca de inversión del banco británico, Barclays Capital (BarCap), presentaron en julio de 2008 a UBS como el objetivo idoneo para Barclays, por delante del estadounidense Lehman, según señalaron al rotativo varios directivos del banco, lo que demostraba el "apetito por el riesgo" de Barclays encaminado a la creación de uno de los mayores bancos de inversión a nivel mundial a pesar de la crisis.