Banesto ha obtenido un beneficio antes de impuestos de 371,9 millones de euros, un 27,2% menos que el primer semestre de 2010, mientras que la morosidad ha ascendido al 4,39%.

Deducida la previsión de impuestos, el beneficio atribuible a Banesto ha sido de 286,8 millones de euros, un 24,9% inferior al del año anterior.

El nivel de capitalización del Banco sigue mejorando de manera orgánica, y está por encima de los mínimos exigidos, con un exceso de capital sobre los mínimos requeridos de más de 1.750 millones. Al acabar el primer semestre de 2011 la Ratio BIS es del 10,8%, con un Tier I del 9,7% y un Core Capital del 8,8%, que mejora 80 pb desde hace un año y está cerca del objetivo del 9,0% a fin de año.

El margen de intereses en el primer semestre de 2011 ha alcanzado los 769,4 millones de euros, un 10,9% menos que el año anterior, pero mejorando respecto a trimestres anteriores. La gestión de balance y de precios  desarrollada por el Banco ha permitido limitar el impacto de la menor actividad en el negocio bancario y del crecimiento de los costes de financiación.

Las comisiones netas han ascendido a 310,3 millones de euros, ligeramente por encima que en igual periodo del año anterior. En este capítulo, los ingresos por servicios ascienden a 269,9 millones, con un avance interanual del 3,05%, gracias a la gestión y vinculación de clientes que se traduce en un aumento de la transaccionalidad y de la utilización de servicios de valor añadido. Las derivadas de fondos de inversión y pensiones suponen 40,5 millones de euros, menores que en el primer semestre de 2010, debido a la preferencia de los clientes por otros productos
de colocación de sus ahorros.

Los resultados de operaciones financieras, una vez más apoyados en la distribución de productos de tesorería a clientes y obtenidos con un elevado grado de diversificación que favorece su recurrencia, han ascendido a 77,7 millones de euros.

La tasa de morosidad ha subido hasta el 4,39%, este aumento es básicamente debido al menor volumen de inversión total mantenido al cierre del timestre, pues la cifra de morosos ha tenido desde diciembre de 2010 un incremento de sólo el 1,9%. Al cierre de junio la cobertura con provisiones es del 52,1%.

Producto de esta evolución, el margen bruto obtenido en el primer semestre de 2011 ha sido de 1.184,1 millones de euros, un 8,1% menos que el mismo periodo del año anterior, pero con un margen en el segundo trimestre de este año que supone una mejora con respecto al primer trimestre del 2,9%.

Por áreas de negocio, los ingresos de la banca doméstica, (Comercial y Corporativa), han alcanzado los 1.059,6 millones de euros, un 7,8% menos que el año anterior, y representan el 89,5% del margen bruto del Grupo.

El conjunto de dotaciones y saneamientos realizados ha ascendido a 343 millones de euros. Las dotaciones para insolvencias han ascendido a 266,0 millones de euros, frente a 184,8 millones en el primer semestre de 2010. Esta evolución es la resultante de unas menores necesidades de dotaciones específicas, que han supuesto 371 millones en 2011 frente a 559 millones en 2010, y a una menor utilización de provisión genérica en este ejercicio, por 105 millones, frente a 374 millones utilizados en el primer semestre de 2010, que al cierre de junio se sitúa en el
mínimo normativo.

Además, en el primer semestre de 2011 el Banco ha realizado dotaciones adicionales por 77 millones de euros, que refuerzan su solidez patrimonial. De este importe, 28 millones se han destinado a provisiones por prejubilaciones realizadas en el semestre, y el resto a reforzar la cobertura con provisiones de los activos inmobiliarios adquiridos.