La entidad bancaria ha canjeado obligaciones subordinadas por bonos simples de nueva emisión que vencerán el 23 de marzo de 2016.

Bonos por un importe nominal de 488,5 millones de euros, a un interés fijo anual del 4,08% y que tuvieron una aceptación del 97,7%. Banesto solicitará a la Comisión Nacional del Mercado de Valores su entrada a cotización en el mercado de renta fija.