Los inversores comienzan la semana con ganas, el selectivo sube un 0,42% hasta los 14.394 puntos , apoyado por el comportamiento alcista del Nikkei de Tokio y gracias al tirón de constructoras y banca, en una sesión en la que no contaremos con la referencia del FTS100 de Londres por ser festivo. En el resto de Europa, los avances son generalizados, mientras el barril de crudo de referencia, el tipo Brent, cotiza en los 69,98 dólares.
Los inversores vuelven al trabajo animados por los datos macroeconómicos conocidos el viernes en EEUU, que lograron aliviar la preocupación por las consecuencias que la crisis hipotecaria tendría para la salud de la economía estadounidense. Para Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI “el mercado recupera un poco la normalidad, pero no porque los inversores estén tranquilos, sino porque hay un contexto de mayor liquidez ya que los inversores comienzan a volver de sus vacaciones”. Para el experto de BPI “los inversores toman posiciones en valores castigados porque no hay noticias” y considera que “Altadis, grandes bancos y constructoras son una gran oportunidad”. El selectivo sube un 0,42% hasta los 14.394 puntos, en una jornada en la que los inversores estarán muy pendientes de las palabras que pronuncie el presidente del Bance Central Europeo en Budapest. Jean Claude Trichet podría dar alguna pista sobre la decisión que tomará en su próxima reunión, el seis de septiembre, en materia de tipos de interés. Gráfico del Ibex 35