La actual crisis económica forzará a los bancos y a las cajas de ahorros españolas a cerrar un total de más de 1.500 oficinas en el 2009 y en el 2010, informa Expansión en su edición digital del viernes. La cifra representa el 3,2% de las 45.662 oficinas disponibles a finales del 2008. En el primer trimestre de este año, los bancos y cajas de ahorros españolas ya han cerrado 315 sucursales. Banco Bilbao Vizcaya Argentaria planea cerrar 170 sucursales este año y quedarse con una red de 3.200 oficinas. La mayor caja de ahorros española, La Caixa, cerrará un total de 250 oficinas en el 2009 y en el 2010, tras cerrar ya 150 sucursales en el primer trimestre. Banco Popular Español planea cerrar un total de 300 oficinas en el 2009 y el 2010, mientras que Banesto cerrará 100 sucursales este año.