Varias entidades bancarias suizas habrían prohibido a sus directivos realizar viajes al extranjero, incluso a países vecinos, por el miedo a que pudieran ser detenidos en el marco de la lucha internacional contra el secreto bancario, según informa 'Financial Times'. El responsable de uno de los principales bancos privados de Ginebra señaló que la creciente determinación de la comunidad internacional, liderada por Alemania y EEUU, en perseguir la evasión de impuestos y el secreto bancario ha hecho percibir a la banca que debe adoptar medidas adicionales para proteger a sus empleados.  "Algunos bancos han tomado ya estas precauciones", señaló. "Si viajo a Alemania a visitar un par de bancos con los que trato, los responsables de aduanas podrían pararme e interrogarme", añadió.