La semana pasada la acción consiguió rebotar después de marcar un mínimo intradiario en 7,71 y salvar a cierre la banda inferior del último movimiento lateral establecida en 7,75, mínimo de ABR11.

El rebote no ha ido muy lejos y se ha frenado a la altura de la media móvil de 40 sesiones que ha actuado de resistencia. En este contexto el sesgo negativo en la cotización permanece vigente y el riesgo reside en una vuelta a soportes, 7,75 / 7,71.
 
Las razones (1) una estructura de máximos decrecientes y (2) medias móviles de largo plazo cruzadas a la baja. Por la parte superior, una recuperación de 8,17 reduciría la presión vendedora y favorecería una continuidad del movimiento lateral desarrollado a lo largo de los últimos meses.



Gráfico Diario Santander