Los datos de precios y derivados de precios no son buenos, sugiriendo un escenario débil en el medio plazo.

Gráficamente se aprecia una zona problemática entre 6,2 y 7,2 euros y el consenso más optimista ofrece precios de 7,1 euros, potenciando la zona de resistencia técnica.

Además ha perdido la perfecta canalización alcista que traía desde los mínimos Brexit sugiriendo que la zona de 6,2 euros puede ser el orígen de un movimiento bajista de cara al medio plazo.

Más allá de las oportunidades especulativas que determinados niveles puedan ofrecer durante un tiempo, en el medio plazo reduciríamos o nos abstendríamos de invertir por ahora.

 

 

Recomendación: al margen en el medio plazo