Banco Sabadell pronosticó hoy un crecimiento para este año del 0,2% del PIB español, frente a una caída del 3,6% de 2009, mejorando así las recientes previsiones realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que estimó que la economía mundial crecerá un 3,9%, pero España experimentará una caída del 0,6%, o las de Gobierno español, que prevé una contracción del 0,3%. En una rueda de prensa de presentación de resultados, el presidente del banco catalán, Josep Oliu, constató que estas previsiones son "ligeramente optimistas", y avanzó que la economía española seguirá débil, pero registrará un mejor comportamiento que en 2009.