Banco Popular obtuvo en 2010 un beneficio neto atribuido de 590 millones de euros, que representó un descenso del 23%, respecto al ejercicio anterior.

Las ganancias de Banco Popular se vieron mermadas después de destinar 1.834 millones de euros a provisiones.
 
La cifra está ligeramente por debajo de las estimaciones de los analistas de Reuters, que esperaban de media un resultado de 602 millones de euros.

El core capital se situó en el 9,43%.

La tasa de morosidad se elevó hasta el 5,27 % a cierre de septiembre, frente al 4,63 % de un año antes, explicó la entidad.