La acción recupera posiciones con fuerza después de establecer un nuevo mínimo anual en 3,29. Comportamiento que permite que los osciladores técnicos activen señales de compra (ver indicador MACD en ventana central del gráfico) y que viene acompañado por un volumen de negocio notablemente superior a la media.

Movimiento prometedor pero que, por el momento, solo podemos calificar de rebote a corto plazo debido a que no podemos olvidar que la tendencia primaria continúa siendo bajista, la acción ha frenado las alzas justo a la altura de la directriz bajista trazada en el gráfico.

De esta forma consideramos que para trabajar con un escenario de alzas sostenibles a medio plazo deberíamos exigir, al menos, un cierre diario superior al máximo de la semana pasada, 3,91, que garantice la ruptura de la directriz bajista primaria.


Banco Popular en gráfico diario