El comité de política monetaria del Banco de Inglaterra votó el jueves en contra de ampliar su programa de compra de bonos y mantuvo sin cambios los tipos de interés, después de que la economía británica comenzara a crecer de nuevo tras la peor recesión en más de medio siglo. Los analistas esperaban en general que el banco central diera una pausa a la política de compra de bonos. Un sondeo de Dow Jones Newswires había mostrado que 17 de los economistas encuestados preveían que el Banco de Inglaterra no ampliaría el programa en esta reunión, pero se mostraron cautos sobre el futuro.