El Banco de Francia (BdF) prevé una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) francés del 0,5% en el segundo trimestre del año, según su informe mensual de coyuntura en el que la institución revisa al alza su anterior previsión, que situaba la caída del PIB en un 0,6%. El Gobierno galo contempla un retroceso del 3% en el conjunto del año 2009, pese a que sus anteriores pronósticos hablaban del 1,5%, como consecuencia de una brutal caída de la actividad en el primer trimestre del año. Para 2019, la previsión del Ejecutivo es recuperar la senda del crecimiento a un ritmo del 0,5%.