La Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante (Bancaja) ha elevado hasta el 6,03% su participación en Iberdrola, con lo que se convierte en el tercer accionista de la eléctrica después de ACS y la BBK. Bancaja ha adquirido 31 millones de acciones, lo que supone un 2,48% del capital, a un precio de mercado de 1.246 millones de euros.
De esta forma, la entidad financiera posee ahora 75,3 millones de títulos de Iberdrola, que tienen un valor de mercado de 3.026 millones de euros. Esta operación convierte a Bancaja en uno de los accionistas de referencia de "la mayor eléctrica de España y una de las cinco más grandes de Europa por capitalización bursátil", señaló hoy la entidad en un comunicado. Además, la operación le permite consolidarse "en un mercado estratégico y de gran dinamismo como es el sector energético". Bancaja posee también un 5% de Enagás, empresa propietaria de la mayoría de las infraestructuras gasistas. En su comunicado, Bancaja destaca que Iberdrola es la principal suministradora y distribuidora de la Comunidad Valenciana. Según la caja, la operación le permitirá aprovechar las ventajas fiscales derivadas de la reinversión de las plusvalías obtenidas por la venta de su participación en Metrovacesa. Bancaja calcula que estas ventajas fiscales tendrán un impacto positivo de unos 70 millones de euros en la cuenta de resultados de este año. Fuentes de Iberdrola dijeron a EFE que la compañía está "muy satisfecha" de que Bancaja se haya convertido en uno de los accionistas de referencia de la compañía, ya que la Comunidad Valenciana es uno de sus principales mercados. Las fuentes de la eléctrica subrayaron el compromiso de la eléctrica con la región. Bancaja se ha convertido en el tercer accionista de Iberdrola por detrás de la constructora ACS (11,7%) y de la BBK (7,7% antes de la ampliación de capital acometida para comprar la empresa estadounidense Energy East).