La gigante británica de defensa BAE Systems suprimirá unos 500 empleos tras confirmarse que ha perdido un contrato para fabricar tanques ligeros para el Ejército del Reino Unido en favor de una empresa estadounidense, informó hoy la BBC. El ministerio de Defensa británico decidió adjudicar el encargo a la estadounidense General Dynamics, que ha asegurado, por su parte, que intentará mantener la producción en Gran Bretaña para proteger puestos de trabajo.