El operador aeroportuario BAA ha solicitado el retraso del planeado estudio de construcción de una segunda pista en Stansted, lo que supone un nuevo golpe a los planes del gobierno para la expansión del aeropuerto, publica el jueves en su edición digital The Guardian, que cita al director de planificación de BAA. El diario señala que BAA, propiedad de la española Grupo Ferrovial busca retrasar el estudio al haber sido obligada por el regulador de la competencia a vender Stansted. Añade que, si se admite su solicitud, hay pocas opciones de que se construya una nueva pista antes de 2020.