BAA (Ferrovial) ha desmentido "tajantemente" que vaya a realizar un recorte de 2.000 puestos de trabajo, teniendo en cuenta que el gestor de los aeropuertos londinenses se ha puesto como objetivo "mejorar" el servicio al pasajero final. En este sentido, destaca que, "por el contrario", ha contratado a 1.400 oficiales de seguridad más y, desde hace un año, está realizando un plan de optimización de la eficiencia.