La aerolínea británica British Airways podría reducir su capacidad en la temporada invernal para hacer frente al incremento del precio del combustible, indicó hoy a Efe un portavoz de la compañía. Según la fuente, la empresa "revisará su capacidad, costes y red de operaciones en general" para afrontar la ralentización económica y la subida del coste del petróleo. Ello podría traducirse en una disminución del número de vuelos o de los destinos, dijo el portavoz, que subrayó que no habrá cambios en la temporada estival. El pasado 2 de mayo, BA aumentó la tasa que cobra a los pasajeros por combustible para hacer frente al encarecimiento del petróleo. El recargo en los vuelos cortos pasó de 10 a 13 libras (unos 16,5 euros) por trayecto, mientras que en los vuelos de larga distancia de menos de 9 horas el aumento fue de 53 a 63 libras.