La aerolínea British Airways ha negado hoy que tenga la intención de demandar al gestor aeroportuario BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, por los problemas sufridos tras la apertura de la Terminal 5 de Heathrow y ha afirmado que ambas compañías continuarán trabajando de forma conjunta. Por otra parte, la aerolínea británica ha anunciado hoy en un comunicado que dos de sus altos directivos abandonan la compañía, aunque no ha citado ninguna razón.