La aerolínea británica British Airways (BA), en pleno proceso de fusión con Iberia, aseguró hoy que mantendrá estables sus previsiones de beneficios para el ejercicio 2010 a pesar de los costes de las tres jornadas huelga de los tripulantes de cabina, que finalizan hoy. De hecho, explica que "el sólido funcionamiento operativo" de los planes de contingencia elaborados ha reducido significativamente el impacto financiero de la huelga, cuyo coste fue cifrado en 7 millones de libras (7,8 millones de euros) al día, lo que dejaría el coste total de los paros en 21 millones de libras esterlinas (23,4 millones de euros)