Azkoyen dijo el viernes que en el primer semestre registró unas pérdidas netas de 1,68 millones de euros, frente a un beneficio de 3,11 millones de euros en el mismo periodo de 2008, pese a incorporar el grupo alemán de seguridad Primion a principios de año. El EBITDA cayó un 20,5 por ciento, un porcentaje en línea con la caída del primer trimestre, hasta 8,66 millones de euros. La contribución de la recién comprada Primion, grupo alemán de sistemas de seguridad, no permitió contrarrestar el descenso de actividad en el resto de áreas por la crisis económica, según explicó Azkoyen, cuya actividad se concentraba hasta dicha adquisición en los sistemas de pago y las máquinas expendedoras.