La gestión de activos y el negocio de Vida han reducido un 39% las ganancia de la segunda mayor aseguradora de Europa, que ganó en la primera mitad del año 1.320 millones de euros. Este resultado ha superado los 801 millones que esperaban los expertos.