Aviva , la mayor aseguradora del Reino Unido por capitalización de mercado, indicó el jueves que en 2008 sufrió una importante pérdida debido a que utilizó un nuevo método de contabilidad. Aviva utilizó el valor intrínseco coherente con el mercado, o MCEV por sus siglas en inglés. Ajustado a este nuevo tipo de contabilidad, Aviva sufrió una pérdida de 7.710 millones de libras en 2008 frente a un beneficio neto de 1.950 millones de libras en 2007. Bajo el método contable anterior, las Normas Internacionales de Información Financiera, la pérdida de Aviva en 2008 habría sido menor, de 885 millones de libras, frente a un beneficio neto de 1.500 millones en 2007. El beneficio de explotación creció un 10% a 3.360 millones de libras en 2008, según el estándar MCEV, frente al beneficio de 3.060 millones de libras del año anterior. El valor intrínseco es un nuevo método contable que cada vez más aseguradoras europeas utilizan porque tiene en cuenta los riesgos de las inversiones y utiliza tasas de rentabilidad más "coherentes con el mercado", frente a otros métodos contables, que utilizan tasas de rentabilidad más basadas en sus propias estimaciones.