El grupo Avanzit ha acordado con las entidades bancarias y otros acreedores convertir su deuda concursal de 24 millones de euros en acciones de la compañía con un valor unitario de 0,85 euros, informó hoy la compañía. Mediante esta oferta, la empresa quiera saldar de forma anticipada y en un único pago la deuda concursal existente en Avanzit y sus filiales Avanzit Tecnología y Avanzit Telecom, intercambiando el 100% del nominal de la deuda actual por títulos de la compañía.
La firma tecnológica explicó que, además del acuerdo de conversión alcanzado con sus principales acreedores, que representan más del 50% de su deuda concursal, solicitará la finalización de su situación concursal existente desde el año 2002, lo que supondrá "un hito fundamental" de cara al restablecimiento de las relaciones con la "comunidad financiera".

La entrada en el capital de la compañía de Thesan Capital a finales de diciembre como accionista de referencia ha motivado la puesta en marcha de un plan estratégico orientado a la generación de valor para el accionista, a la obtención de rentabilidad, así como a la generación de caja, explicó Avanzit.

Avanzit anunció el pasado mes de noviembre una ampliación de capital con el fin de dar entrada en su accionariado a los fondos TSS Luxembourg, liderados por Nomura y asesorados por Thesan Capital.

En concreto, el grupo explicó que Thesan Capital suscribiría una ampliación de 10,7 millones de acciones --un 5% del capital social de la compañía--, a un precio de 0,8 euros por acción. Los fondos TSS Luxembourg manifestaron su intención de alcanzar un participación de entre el 9% y el 13% de Avanzit y de hasta un 10% de su filial audiovisual, Vértice 360º.

Adicionalmente, Avanzit tiene actualmente en ejecución una ampliación de capital a un precio de 0,75 euros por acción, con derecho de suscrición preferente y asegurada por Thesan.

Para el director general económico-financiero, Santiago Benedit, la capitalización de la deuda concursal de Avanzit supone un punto de "inflexión fundamental" en las relaciones de la compañía con el mercado financiero.

"Es una excelente noticia para la compañía que permitirá desarrollar los nuevos planes de gestión puestos en marcha", añadió el directivo que subrayó que el acuerdo pone de manifiesto la "confianza" que los acreedores manifiestan en el potencial de la compañía, lo que es "especialmente" importante dadas las actuales circunstancias de los mercados.

Benedit apuntó que su nuevo Plan Estratégico se basa en seis pilares: un enfoque a corto y medio plazo en generación de caja; un crecimiento enfocado en algunos segmentos del área de infraestructuras, como transporte y energía; una reestructuración y optimización en la actividad del sector de las telecomunicaciones; la generación de valor a medio y largo plazo enfocado a la mejora de los resultados de forma sostenible y la potenciación tanto del área internacional como del equipo ejecutivo.