Si la venta de Austrian Airlines a Deutsche Lufthansa fracasa por no conseguir la aprobación de las autoridades de la competencia, el plan B reduciría el tamaño de la aerolínea y posiblemente terminaría en un nuevo intento de vender la compañía, dijo el martes el consejero delegado de Austrian Airlines, Peter Malanik.  "Si la venta a Lufthansa fracasa, tendremos que reestructurar hasta el punto de que Austrian Airlines pueda sobrevivir. Sería posible, pero supondría redimensionar la flota y el personal", indicó Malanik. Dijo que Lufthansa aún puede alcanzar un acuerdo con la Comisión Europea, que ha dicho que no es probable que dé su visto bueno antes del 31 de julio.