La cifra de desempleados en Australia aumentó en 38.900 personas el pasado marzo, o 0,5 por ciento en relación con el mes anterior, anunció hoy la Oficina Nacional de Estadísticas. El paro creció a pesar de que las medidas económicas introducidas por el Gobierno de Camberra para paliar la crisis y que generaron en marzo un total de 4.200 puestos de trabajo a tiempo parcial. Los datos oficiales revelan que en marzo había en Australia 651,000 personas sin empleo, 1,8 por ciento más que el mismo mes del año pasado, cuando el índice de desempleo se situó en el nivel más bajo de las últimas tres décadas, en el 3,9 por ciento. Estos resultados de marzo sitúan el índice de desempleo en el 5,7 por ciento. La perdida de empleos en el mes de referencia fue mayor que la prevista por los expertos, que calcularon que sería de unos 25.000 puestos de trabajo.