El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, destacó hoy que aunque la crisis no ha terminado "podemos ver luz al final del túnel", y subrayó que las condiciones financieras han mejorado y que el motor del crecimiento "parece haber arrancado de nuevo".
Durante un discurso pronunciado en Nueva York en la antesala de la celebración de la cumbre del G-20, que comenzará mañana en Pittsburgh, Strauss-Kahn precisó que, aunque se reasuma el crecimiento, llevará algun tiempo que se recupere el empleo. "El desempleo podría muy bien seguir creciendo durante el próximo año, incluso si la economía rebota", explicó el director del Fondo, quien aseguró que la crisis no se ha acabado "para las personas que perdieron su empleo".

Strauss Kahn quiso destacar la labor que ha ejercicio la institución durante la crisis económica y calificó su respuesta de "multilateral". Recordó que el organismo ha duplicado los recursos concedidos a los países más pobres para satisfacer sus inmediatas necesidades de financiación.

También tuvo palabras para ensalzar la labor de asesoramiento del Fondo, incluidas las predicciones, que calificó de "realistas" tanto en el caso de las realizadas sobre el crecimiento económico como sobre las pérdidas crediticias.

"Nosotros advertimos a los países para que evitaran los errores cometidos durante la Gran Depresión, recordamos al mundo que el proteccionismo y el cierre de fronteras exacerban el colapso en el comercio mundial y empeoran las cosas para todo el mundo", recalcó.