Los inventarios de petróleo de Estados Unidos registraron un leve aumento en la semana que finalizó el 21 agosto, según cifras publicadas el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.  Los inventarios de crudo aumentaron en 128.000 millones de barriles a 343,6 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía. Mientras, las existencias de gasolina disminuyeron en 1,7 millones de barriles a 208,1 millones de barriles, cifra que se compara con la proyección de los analistas de una caída de 1,1 millones de barriles.