El precio de las viviendas unifamiliares creció en el 87% de las principales ciudades estadounidenses en el segundo trimestre del año, según ha comunicado hoy la Asociación de Agentes Inmobiliarios del país.

En concreto, el precio medio había aumentado un 12% frente al año pasado hasta 203.500 dólares, la mayor ganancia desde el cuarto trimestre de 2005. (Ver comunicado). 

El aumento del precio se produce por una combinación de factores entre los que se encuentran la caída del desempleo y la paulatina reducción de viviendas disponibles para la venta. Según este último informe, a finales de junio había un total de 2,19 millones de viviendas en stock, casi un 8% menos que un año antes.

La cifra de ventas totales creció un 2,4% hasta 5,06 millones en el segundo trimestres. Se trata del mayor ritmo de ventas desde el segundo trimestre de 2007, cuando se vendieron 5,23 millones de casas.

Según los datos de Freddie Mac, el tipo medio hipotecario para un préstamo 30 años de tipo fijo fue del 3,69%, por encima del 3,50%.